5 abr. 2012

EDUCACION LAICA Y REPUBLICANA

Extracto del discurso dirigido al magisterio por el gran Patriota Lic. Don Jaime Torres Bodet en la inauguración del congreso de Unificación Magisterial en 1943.

Si trabajamos unidos estrechamente, bajo el auspicio de los valores espirituales de solidaridad, de conciliación y de patriotismo que deben servirnos de guía en nuestra cruzada de educación, México valdrá lo que valgan los hombres y las mujeres que en él habitan. Y el valor de las mujeres y de los hombres está en función de su integridad, de su aptitud para el bien, y de la concepción social de sus derechos y obligaciones. En suma: de la espontanea subordinación de sus intereses particulares a los intereses de la comunidad.

Todas estas virtudes no se improvisan, los talleres en que se forja el alma de un pueblo son los hogares y las escuelas. Y cuando una parte de esos talleres se haya a merced de las tempestades políticas, el equilibrio se altera y los apetitos se sacian a costa del progreso de la nación.
Si hemos de hacer de la educación un baluarte inexpugnable del espíritu de México, habremos de comenzar por eliminar toda agitación malsana de sus recintos.

Los derechos que ustedes con esfuerzo inaudito y responsable han logrado, son garantías que ninguna autoridad comprensiva intentará desarticular jamás.
Lo que importa es que esas garantías no se conviertan ni en un escudo para la inercia, ni en una protección para el ocio, ni trampolines de asalto para eventuales demoledores.
Aspiramos a una enseñanza integral que fomente sin distinción las cualidades que hay en el hombre y no haga de él un esquema trunco, en que la especialización se concrete a reglas mecánicas y automáticas. Que el obrero, el agricultor, el artesano, el artista, el profesionista y el sabio mismo, amen su oficio, su arte, su profesión y su ciencia, pero como un fragmento de un todo: el de la comunidad en que colaboran.

La LIBERTAD DE CREENCIAS es un principio indispensable y vital de la educación. Precisamente porque así lo apreciamos, podremos nuestro mayor empeño en acatarlo cumplidamente y consagraremos toda nuestra energía a velar porque los intereses organizados no traten de minar esa libertad que las leyes les aseguran, intentando luchar unas con otras en nuestro seno e introduciendo subterráneamente en la estructura educativa de México esos gérmenes de discordia y de sectarismo que motivaron en el pasado tantos conflictos, tantos errores y tantos lutos.
Conservaremos intacta la ejecutoria de la revolución mexicana. La doctrina social que sustenta es una respuesta a los sufrimientos que México padeció en esos periodos de su historia en los que, bajo el disfraz de un individualismo más aparente que verdadero, se intento frustrar muchos de los propósitos colectivos esenciales para la libertad y la vida de la república: lapsos oscuros durante los cuales la inacción de las autoridades fue aprovechada no tanto por liberar a los educandos del control de los órganos del gobierno, cuanto para someterlos de hecho a influencias menos visibles, muchas veces extrañas y que estuvieron en oposición con las causas legitimas del estado republicano.
El estado puede y debe realizar con eficacia la función estratégica de la educación y conservar las esencias vitales de la nación inculcando en la niñez y en la juventud el Ser y el modo de ser nacionales.
La educación no es un bien particular que concierne a un individuo o a un grupo; es un bien público, un bien colectivo que concierne a la totalidad de individuos y grupos integrados en el Estado, es una función pública de gran interés social que encarna un servicio público, asegurado, normado y controlado por la Constitución Política de nuestro país.

ESTE ES UN MENSAJE DIRIGIDO A LOS PANISTAS DEL BAJIO, AL OPUS DEI, AL YUNKE FASCISTA, QUE DESEAN FERVIENTEMENTE ELIMINAR EL ARTICULO TERCERO CONSTITUCIONAL, PRIVATIZAR A LA EDUCACION E INSCRIBIR COMO HEROES EN LA HISTORIA PATRIA: A JOSE MARIA GUTIERREZ ESTRADA, LUCAS ALAMAN, MARIANO PAREDES ARRILLAGA Y ANTONIO LOPEZ DE SANTA ANNA.


La visita y la misa ¿ilegales?
Dijo el periodista Carlos Fazio hace poco, es obvio que Joseph Ratzinger vino a apoyar a Calderón.

“La visita fue minuciosamente calculada para apoyar al PAN y avalar el sueño cristero de Felipe Calderón.
La visita forma parte de la ofensiva de la ultraderecha y de la jerarquía católica local en la perspectiva de la construcción de un Estado Confesional en México, que se incuba en la contrarreforma al artículo 24 constitucional a estudio en el Senado (que Incluye la educación religiosa en las escuelas públicas, la posesión y administración de medios electrónicos por las asociaciones religiosas y la abierta participación política y electoral de los ministros de culto, de manera colectiva y fuera de los templos sin necesidad de pedir permiso a las autoridades) y se nutre del mesianismo de fin de sexenio que aqueja al presidente católico Calderón”.

Manu Dornbierer



”Estrategia Política Nacional”

MEXICO PATRIA NUEVA A.C.

No hay comentarios:

Publicar un comentario