17 abr. 2012

LA POLITICA (POESIA URBANA)

LA POLITICA (POESIA URBANA)

De todos los endémicos estragos que sufren los estados, la política mas merece el azote de la critica, pues la fomentan picaros y vagos.

En la renovación de ayuntamiento y del non diputado federal, el contingente sórdido oficial impone su implacable envolvimiento.

Pero también se puede ver la acción, aunque en una pequeña minoría que no demuestra fuerza todavía, de la siempre vencida oposición.

Se improvisan los clubes y partidos que preparan la lucha democrática; pero la masa popular, apática, pasa esos días desapercibidos.

Y son los únicos que toman parte cuando buscan ventajas personales, quien vive de las nominas fiscales y el que indirectamente las comparte.

No faltan zafarranchos y barullos, y disputas y pleitos a porfía cuando se llega el anunciado día, pródigo en violaciones y chanchullos.

Y pasada la farsa electoral que es un paréntesis de distracción para quien tenga limpio el corazón, vuelven las cosas a la paz normal.

No obstante, los políticos eventos que alteran la monótona rutina y una prueba mas son de indisciplina, nos dejan muy felices y contentos.


CAVILACIONES DE ACTUALIDAD

Que Poncho estuviera ayer tan “engrido” de poder como en su propio solar, ¡ni hablar¡
Pero que hoy tan arbitrario pueda sacar del erario hasta el ultimo tostón, ¡que pelón¡

Que políticos logreros quieran renovar sus fueros cuando debían volar, ¡ni hablar¡
Pero que puedan volver a prenderse como ayer del oficial biberón, ¡que pelón¡

Que los de la policía hicieran una alcancía con el sucio lupanar, ¡ni hablar¡
Pero que se crean reyes cuando nos rijan las leyes de lesa constitución, ¡que pelón¡

Que los lideres venales aumentaran sus caudales refugiados en el bar, ¡ni hablar¡
Pero que del “juvenil” y a cambio de su servil afán tengan protección, ¡que pelón¡

Que ahora por obra y gracia de la “nueva” democracia puedan las cosas cambiar, ¡ni hablar¡
Pero que el cambio esperado lo obtenga el pueblo sentado sin mayor preocupación, ¡que pelón¡

Que la prensa independiente haya puesto reverente la verdad en un altar, ¡ni hablar¡
Pero que no haya ni un diario que le agradezca al erario su boyante condición, ¡que pelón¡

Que políticos honrados nunca hayan sido encontrados ni buscados con radar ¡ni hablar¡
Pero que crea la gente, que así nomás de repente, venga la transformación, ¡que pelón¡

Que haya también gente honrada que debe ser respetada cuando se vaya a votar, ¡ni hablar¡
Pero que con apatía pueda vencerse algún día la brutal imposición, ¡que pelón¡

Que los distintos partidos del pueblo reconocidos quieren a la liza entrar, ¡ni hablar¡
Pero que los derrotados permanezcan resignados y acepten la situación, ¡que pelón¡

Que de pensamientos sanos haya muchos ciudadanos en el sector popular, ¡ni hablar¡
Pero que estando ignorados podamos vivir confiados en su presunta actuación, ¡que pelón¡

Que el pueblo cansado esté con la densa carga de tanto bribón titular, ¡ni hablar¡
Pero que le sea dable ver un cambio favorable sin demostrarnos su acción, ¡que pelón¡

En fin, que sea optimista nuestro pueblo en la conquista de cuanto debe esperar, ¡ni hablar¡

Pero que esto sea un hecho y todo quede derecho solo a base de ilusión, ¡que pelón¡

Facundo Bernal López (poeta)




Organización política cultural

MEXICO PATRIA NUEVA A.C.

No hay comentarios:

Publicar un comentario