22 mar. 2012

En torno a la Educacion Nacional

MEDITACIONES EN TORNO A LA EDUCACION NACIONAL

Deberá ser motivo de preocupación la situación imperante en nuestro país, así como la necesidad urgente de realizar una cruzada nacional de reforma educativa y social de nuestra patria.
La pérdida tan seria del habito de leer, así como la baja calidad en los contenidos de la información que recibimos los mexicanos todos los días por los medios de comunicación, sean por Internet, televisivos, o escritos, son acontecimientos que hieren profundamente a nuestra nacionalidad e inteligencia.
Aquí fuera necesario que el gobierno por conducto de las Secretarias de Educación Pública y de Gobernación establecieran un control adecuado y eficaz para evitar la vulgaridad, la frivolidad, y los contenidos mediocres con que las empresas de comunicación, hace ya algún tiempo, enajenan y mediatizan a la sociedad mexicana.
Algo que debe interesarnos de manera especial, es la calidad de los egresados en los diferentes niveles del sistema educativo mexicano.
Encontramos en ellos un atraso superlativo en lo que se refiere a la cultura de humanidades; de aquí lo importante que resulta hacer una revisión a detalle de los planes, programas y contenidos que se exigen en la enseñanza básica y media superior.
En esta reestructuración académica, deberá fortalecerse la enseñanza de la cultura: ella es el sistema de ideas, el repertorio de nuestras efectivas convicciones de lo que es el mundo, sobre la jerarquía de los valores que tienen las cosas: cuales son estimables y cuales son menos.
Es útil comentar, la conveniencia de uniformizar la enseñanza en el nivel medio superior con programas y métodos académicos a la altura de nuestro tiempo.
La diversidad de escuelas sean estas: COBACH, CBTIS, CET.MAR, CBTAS, CECYTES, PREPARATORIAS FEDERALES, PREPARATORIAS POR COOPERACION, PREPARATORIAS ESTATALES, PREPARATORIAS PRIVADAS ETC. todas ellas con diferentes programas, propósitos educativos y fuentes de recursos financieros, crean un serio desequilibrio en los aspectos académicos y administrativos.
La mayoría de estas instituciones sobreviven con deficiencias diversas que desalientan a la población estudiantil.
La falta de instalaciones educativas y administrativas, suficientes y adecuadas, así como bibliotecas, aulas didácticas, centros de cómputo eficientes, lugares de esparcimiento, áreas verdes y cafeterías funcionales, salones adecuados para la practica de las bellas artes como: La pintura, la escultura, la música, el teatro, la declamación y la oratoria, así como suficientes instalaciones deportivas para la práctica del deporte, hacen que los jóvenes no encuentren gratificante a la educación.
Iniciaríamos con un paso importante si en lugar de tener muchas escuelas del nivel medio superior con deficiencias notorias, y con una población escolar de mil a dos mil alumnos por institución, el Gobierno de la República pudiera comprometerse por conducto de la Secretaria de Educación Publica, a construir en los Estados del país a verdaderas instituciones escolares, con suficiente infraestructura académica, cultural y deportiva, arquitectura confortable y estética y con una capacidad para absorber cuando menos a diez mil jóvenes.
Si esto fuera posible, deberá hacerse un análisis de todas las preparatorias que hoy se encuentran aisladas y pulverizadas en sus programas académicos, a fin de establecer en la nueva institución educativa propuesta, un grupo de materias únicas de tronco común, así como las especialidades que se han venido impartiendo en las escuelas preparatorias antes mencionadas.
Desde luego es de vital importancia recuperar a la educación nacional que ha sufrido un gran deterioro en los últimos años con programas educativos de corte anglosajón implementados en los últimos años por gobiernos panistas irresponsables.
Es urgente recuperar a la educación nacionalista que en su momento histórico fue implementada por maestros extraordinarios y patriotas, como: Don Justo Sierra, Don José Vasconcelos, Don Jaime Torres Bodet, Don Narciso Bassols, Don Agustín Yáñez, Don Víctor Bravo Ahuja, Don Jesús Reyes Heroles, todos ellos eminentes secretarios que dieron en su oportunidad gran prestigio a la educación mexicana.
Desde luego que la nueva generación de maestros que se ubicarían en estos centros de enseñanza, tendrían una excelente preparación pedagógica, con un salario profesional justo, acorde a la importancia social que representa el maestro, como sucede en los países de alto desarrollo.


“Los mexicanos tenemos la certidumbre de que las únicas culturas activas son las autenticas. Es decir, las que brotan, sin deformaciones artificiales, de las raíces de la comunidad”
Maestro Don Jaime Torres Bodet


“Estrategia Política Nacional”
MEXICO PATRIA NUEVA A.C.

No hay comentarios:

Publicar un comentario