12 oct. 2011

LOS CHAQUETEROS (poesía Urbana)


Como cualquiera veleta giran en el medio inmundo de su político mundo los que cambian de chaqueta, y dan cada voltereta cuando lo creen necesario, no teniendo mas ideario que su interés personal y el presupuesto oficial, que es su credo mercenario.

Ellos, como los gusanos, se agitan en la inmundicia y desde allí su impudicia lanza dicterios insanos a los buenos ciudadanos que no han perdido la fe, y les temen, puesto que lógicamente infieren que los parásitos se mueren con la acción del D.D.T.

Es mas de confiar la gente que jamás ha chaqueteado y a cualquier partido ha dado su espontáneo contingente; pero del inconsistente grupo de acomodaticios, que sin hacer sacrificios viven cómodos y holgados, no han de quedar señalados ni los menores indicios.

Por eso todos debemos cortar el mal de raíz para salvar al país en cualquier lugar que estemos, solamente así podremos trabajar tranquilamente y depurar el ambiente preparado de antemano, de un Estado soberano, honrado, libre y decente.

Ya son muy bien conocidos los serviles chaqueteros, sean lideres obreros o profesores vendidos; en los distintos partidos figuran con tal cinismo, que siendo del henriquismo, ya algunos quieren pasar al partido popular y otros al ruizcortinismo. Otros mas que en el PRI están, tantas veces chaquetearon que solamente allí hallaron el pan que les niega el PAN; mas donde quiera que van serán los mismos logreros, los eternos chaqueteros que no tienen convicciones y son de las elecciones despreciables chanchulleros.

Estos inferiores entes, lacras de la democracia, solo deben a la audacia sus desmanes insolentes. Los hombres independientes no deben darles lugar a que quieran engañar al pueblo con sus patrañas y por medio de sus mañas se quieran adelantar.

Merecen los chaqueteros el absoluto desprecio, pero también será necio dejar que sean los primeros. Hay que seguir derroteros conducentes a borrarlos del medio y hostilizarlos como una plaga funesta que a la democracia infesta, y del todo exterminarlos.

La política futura de nuestro naciente Estado no tendrá buen resultado si antes bien no se depura. Hay que barrer la basura de los que cambian chaqueta; que no lleguen a la meta porque si lo permitimos, la causa que perseguimos valdrá pura morisqueta.

Al ver como traicionaron otras causas una vez y antes que pasara un mes de convicciones cambiaron, lógico es que lo lograron en el medio corrompido de un político partido que carece de moral, donde el dinero oficial los ha comprado y vendido.

A todas partes que vayan sembraran la corrupción que dejan con su actuación a donde quiera que se hallan. Los chaqueteros ensayan los métodos más perversos para vivir sin esfuerzos; y en la forma mas indigna obedecen la consigna de políticos adversos.

Son pillos de siete suelas y por los hombres honrados deben ser considerados lo mismo que mujerzuelas. Antes que estas sanguijuelas se apoderen del erario, un esfuerzo extraordinario debemos todos hacer, hasta desterrado ver este baldón mercenario.





Facundo Bernal López (1952)



Cualquier parecido a los políticos de pacotilla que conforman a la “clase política Sudcaliforniana” es pura coincidencia






Organización política cultural

MEXICO PATRIA NUEVA A.C.

No hay comentarios:

Publicar un comentario