19 dic. 2010

SOBRE LOS PARTIDOS POLITICOS


Para nosotros los partidos políticos representan hoy un elemento natural en todo el sistema político. Es omnipresente: tanto en los países en vías de desarrollo como en los países industriales.
Un partido político se define como una unión de varias personas contra otras que tienen un interés, una ideología, una opinión contraria.
En la actualidad, tanto la teoría como la practica de la política se refieren a los fenómenos sociales específicos que se producen en la lucha por el poder publico, aún cuando debe distinguirse entre la política autentica, como una de las mas nobles actividades a que puede aspirar el hombre, y su falsificación de la misma, que es la mentira política.
La distinción de ambas es la finalidad de la lucha por el poder, que no debe quedar solamente en la conquista del mismo sino que ha de emplearse como medio y fin para tratar de perfeccionar las formas del Estado, hacer obras con él y lograr la consecución del bienestar publico.
La lucha por el poder mismo como afán de dominio o lucro de poder, de ninguna manera puede recibir el nombre de actividad política. El poder es para servir estrictamente a la sociedad, no para servirse de él.

Ahora bien, la acción política individual aislada, carece de profundidad. Para que sea efectiva, ha de ser colectiva, porque la dimensión del político autentico se mide por la influencia y como decía Ortega y Gasset por la electricidad social que le transmite la colectividad.
Los partidos políticos son estructuras organizacionales que están relativamente ligadas al desarrollo político, social y económico de las comunidades.

No se puede concebir la organización estatal de nuestra época sin la presencia de los partidos políticos. Estos, deben tener como bandera fundamental la obtención de una nueva sociedad: Una nueva sociedad en que el hombre se encuentre a si mismo, en el disfrute pleno de la justicia, las libertades y la democracia. Una sociedad en que todos los Sudcalifornianos alcancen un mínimo de bienestar y en donde no exista ni el dispendio ni la miseria, en donde la libertad espiritual y política se apoyen en la seguridad económica y social, y que la autentica igualdad de oportunidades sustituya las barreras para que los mexicanos todos, tengan acceso a la educación, al trabajo y a la cultura.

Pensando en las próximas elecciones estatales para conformar la cámara de diputados, presidencias municipales y gubernatura, estamos presenciando una falsificación de la política autentica.
Los candidatos del Partido de la Revolución Democrática (que nada tiene de revolucionario, y menos de democrática), y los panistas artificiales, tienen meses en campaña electoral haciendo un derroche inmisericorde de recursos del erario público y burlándose de las instituciones electorales federales y estatales.

La información que se tiene de sus candidatos no puede ser más desalentadora. Dondequiera se presentan precandidaturas arbitrarias, decididas por grupos que ambicionan el poder.
En casi todos los casos los candidatos son personas de aventura, lobos con piel de oveja, sin densidad alguna moral, política ni intelectual. ¿Cómo es posible que las cosas estén en semejante situación?

¿Cómo es posible que en estos tiempos no se sienta el Estado escoltado por una legión de gentes capaces, limpias y preparadas, bien dotadas para la gigantesca empresa que representa organizar y orientar el rumbo de BCS.
Nos parece vergonzoso que los discursos que se balbucean, no enuncian una sola idea clara, definida, honesta, sobre lo que hay que hacer. En vez de eso, se han pronunciado palabras huecas, vanas, sin clara reflexión y firme voluntad.
Por ello, los comentarios sobre un cambio radical en las próximas elecciones es la premisa fundamental de la sociedad. El pueblo con sabiduría ancestral no se equivoca: sabe perfectamente distinguir a los hombres verdaderos de los falsos, los dignos de los indignos, y a los honestos de los deshonestos.

Ya falta poco para que termine la pesadilla que nos ha atormentado. El próximo año, lo que se ve latente se hará patente. El pueblo entregará su voluntad mayoritaria a quienes tienen el talento y la experiencia para gobernar con una nueva actitud transformadora.

Atentamente

“Estrategia Política Nacional”

MEXICO PATRIA NUEVA A.C.

No hay comentarios:

Publicar un comentario